En verano, salud cerebral

Nelson Dellis

.

Publicado

22 August 2016

Compartir

Con la cantidad de dietas y programas de entrenamiento que hay destinados a tonificar y esculpir el cuerpo para los meses de verano, a menudo olvidamos la salud cerebral. El cerebro también necesita ejercitarse para el verano. Como tetracampeón de memoria en EE. UU. y experto en la memoria, estoy aquí para ayudarle. Lo primero y más importante que hay que saber sobre el cerebro es que puede ejercitarse y mejorar sea cual sea la edad o la época del año. Con un poco de práctica, unos cuantos trucos mentales aquí y allí, la dieta adecuada y ejercicio físico, podrá mantener la mente despierta todo el verano. He aquí cinco consejos que le ayudarán a ejercitar el músculo de la memoria:

Consejo n.º 1: Alimente el cerebro

Somos lo que comemos. Una de las cosas más importantes que incluyo en mi alimentación para mantener la salud cerebral es el omega 3 DHA. La fuente más común de DHA es el pescado, pero resulta difícil comer pescado a diario. Si no suele comer pescado regularmente a lo largo de la semana, puede incorporar un complemento de algas (vegetariano). Además, en los supermercados hay numerosas bebidas, alimentos y complementos fortificados con DHA, así que tiene donde elegir.

Consejo n.º 2: Visualice

Lo que mejor se le da a nuestro cerebro es recordar imágenes. Muchas veces las cosas que tenemos que memorizar son difíciles y básicamente abstractas para el cerebro. Si dedica un momento a visualizarlas en imágenes y relacionarlas con cosas que ya conoce (creando asociaciones significativas), al instante serán más fáciles de recordar. La lista de la compra es un buen ejemplo. Si visualiza la lista en una serie de imágenes significativas, nunca la olvidará. Imagine que tiene que comprar espinacas, huevos, leche y plátanos. En lugar de memorizar las palabras, memorice cada una de ellas con una imagen en un cuento un poco extraño que las conecte todas entre sí (cuanto más extraño más inolvidable). Así pues, imagine que Popeye el marino va a plantar un huevo en el jardín y lo va a regar con leche en vez de agua. Adivine que brotará. ¡Plátanos! Extraño pero memorable.

Consejo n.º 3: Utilice el palacio de la memoria

Además de visualizar imágenes, si guarda esas imágenes mentalmente en toda la casa (o en algún lugar que conozca muy bien), podrá recuperarlas cuando las intente recordar. Por lo tanto, cuando tenga una lista de cosas que recordar, visualícelas en imágenes. Después colóquelas una a una a lo largo de un trayecto que recorra su casa. ¡Es inolvidable! Esta técnica también funciona muy bien con los niños. De hecho, hace poco publiqué el libro I Forgot Something (But I Can’t Remember What It Was) (He olvidado algo [pero no recuerdo qué]) para demostrar a las familias lo fácil (y divertido) que resulta ejercitar el cerebro.

Consejo n.º 4: Manténgase físicamente activo

Para funcionar bien, el cerebro necesita que la sangre circule. Si se mantiene activo, tendrá una circulación saludable y la mente ágil. Una cosa muy sencilla que incluyo en mi rutina diaria de ejercicio físico son las sentadillas. Es un movimiento que hacemos todos los días: sentarnos y volver a ponernos de pie. Y lo mejor es que se pueden hacer en cualquier sitio. También son fáciles para las articulaciones, ya que se trata únicamente del propio peso corporal, y son un ejercicio fantástico. Póngase de pie con los pies abiertos a la altura de los hombros, doble las rodillas y descienda, manteniendo el pecho recto, hasta que los muslos queden paralelos al suelo (como si estuviera sentándose en una silla); después yérgase de nuevo. Repita.

Consejo n.º 5: Deshágase del teléfono

Uno de los motivos habituales de que pensemos que tenemos mala memoria es que no prestamos atención. La próxima vez que alguien le dé su número de teléfono o su nombre o tenga que recordar una lista de cosas pendientes, deshágase del teléfono e intente memorizarlos sin su ayuda. Quizá resulte más largo y tedioso, pero hace maravillas con el cerebro.

Así de fácil. Practique estos cinco consejos con la mayor frecuencia posible, preferiblemente a diario, y en nada de tiempo disfrutará de una estupenda fortaleza mental.

 

Nelson Dellis, escritor y 4 veces campeón de memoria de EE. UU.

Mensajes Recientes

  • ¿Las dietas vegetarianas son suficientes en Omega 3?

    Vegetariano es el individuo que excluye de su alimentación todo tipo de carne, ave, pescado y derivados, pudiendo o no utilizar lácteos o huevos. Diversos estudios asocian este tipo de dieta con mejores condiciones de salud en general, y, por esta razón, el número de adeptos crece rápidamente en diversas partes del mundo. Lee mas

  • Tres datos sobre la luz azul y la salud ocular

    ¿Qué tienen en común la luz azul, el sol y su dieta, incluyendo el DHA? Sus ojos. Así es: la luz azul, el sol y las grasas saludables influyen en la salud de sus ojos. Aprenda tres datos fundamentales sobre la luz azul y la salud ocular. Lee mas

  • DHA en la gestación

    Los primeros 1000 días, período que comprende desde el período de gestación hasta los dos primeros años de vida, es fundamental para la prevención de enfermedades futuras. Lee mas

  • DHA en la lactancia

    Si una alimentación sana, equilibrada y compuesta por alimentos de todos los grupos, junto con la suplementación de nutrientes esenciales como el DHA, es esencial a lo largo de la gestación, ¿cómo queda en el período de lactancia (período en que la mujer amamanta al bebé)? Lee mas

  • Cuatro nutrientes básicos para favorecer un embarazo vegetariano saludable

    Dadas las frecuentes deficiencias nutricionales que se producen durante el embarazo, llevar una alimentación nutritiva es fundamental para toda futura madre, pero aún lo es más para las madres vegetarianas. Melanie McGrice, nutricionista homologada y galardonada, indica cuatro nutrientes básicos que las mujeres vegetarianas deben incluir en su dieta para favorecer un embarazo saludable. Lee mas

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información