¿Qué debe tener en cuenta a la hora de elegir sus vitaminas prenatales?

Tori Schmitt, MS, RDN, LD 07/18/17

Tanto si está en edad fértil, está intentando concebir o acaba de descubrir que está embarazada, los suplementos vitamínicos prenatales –junto con una dieta saludable– pueden ayudar a proporcionarle los importantes nutrientes que usted y su bebé necesitan. Pero no todas las vitaminas prenatales son iguales. 

Como dietista nutricionista registrada, a la hora de elegir los suplementos prenatales para mis pacientes, esto es lo que tengo en cuenta y lo que recomiendo.

¿Puede usted digerir su suplemento prenatal?

Con o sin embarazo de por medio, aconsejo a mis pacientes elegir vitaminas y minerales que su cuerpo pueda digerir y absorber fácilmente. Pero con los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo, las náuseas y los vómitos pueden convertirse en un problema mayor y reforzar así la necesidad de buscar un suplemento que sea bien tolerado. Por eso, a las mujeres en edad fértil normalmente les recomiendo suplementos vitamínicos a partir de ingredientes de calidad que sean tolerables y suaves para el estómago. 

También compruebo qué cantidad y qué tipo de hierro incluye la vitamina prenatal, ya que algunas formas de hierro o demasiada cantidad pueden causar molestias gastrointestinales.1 Y si alguna paciente sigue teniendo problemas de tolerancia, le recomiendo que divida la dosis (la mitad por la mañana y la mitad por la noche) o que pruebe a tomar la vitamina masticable o líquida en lugar de una cápsula o un comprimido.2 

¿Puede absorber su cuerpo el suplemento prenatal? 

Algunas vitaminas, como las vitaminas A, D, E y K, requieren la presencia de ciertos nutrientes para ser absorbidas por el cuerpo, por lo que tomar un suplemento prenatal durante las comidas puede favorecer la absorción. 

Además, como el folato y el ácido fólico se recomiendan para ayudar a prevenir los defectos del tubo neural, me aseguro de que los suplementos prenatales ofrezcan folato en abundancia. Cuando considero el estado de folato, también tengo en cuenta que un 25 por ciento de la población posee una variante genética que limita la conversión de ácido fólico a su forma activa, el metilfolato.3 Por este motivo, también me fijo en que los suplementos prenatales contengan vitaminas B metiladas, más concretamente, metilfolato. 

¿Le ofrece su suplemento prenatal las cantidades necesarias para usted y su bebé?

El embarazo no solo aumenta los requerimientos de folato de una mujer, sino también sus necesidades de varios nutrientes especiales como la vitamina D, la colina y el yodo.4, 5 Para asegurarme, yo siempre compruebo que los suplementos prenatales ofrezcan una cantidad suficiente de estos nutrientes especiales que ayude a complementar una dieta sana para una mujer embarazada.  

Y, puesto que los ácidos grasos de cadena larga omega-3 son esenciales para el sistema nervioso del bebé, los expertos recomiendan a las mujeres en edad fértil que consuman diariamente al menos 200 mg del importante omega-3 DHA.6 Yo recomiendo a una mujer embarazada que obtenga el DHA a través del pescado graso, como el salmón o las sardinas, o tomando un suplemento de calidad –busque los que incluyen life’sDHA®, una fuente vegetal de DHA procedente de las algas. 

¿Evita su suplemento prenatal lo que usted y su bebé no necesitan?

Ingredientes como los colorantes, los aromas, los edulcorantes artificiales u otros añadidos no son necesarios para aportar nutrientes al cuerpo de la madre ni del bebé, así que opto por un producto que evite estos ingredientes. 

Además, ya sea para aliviar las náuseas matutinas, evitar la hinchazón o mejorar el sueño, a veces durante el embarazo la mujer recurre a los suplementos de hierbas. Y hay veces que eso está bien. Pero hay otras en la que el suplemento de hierbas podría ser prejudicial para el desarrollo del bebé. A la vista de la gran variedad de suplementos herbales (con dosis que también varían), consulte con un médico especializado o con un dietista registrado qué es lo más apropiado para usted.

Recuerde que, aunque las vitaminas y los minerales sean beneficiosos, lo bueno, en exceso, puede ser dañino. Piense que ya está obteniendo vitaminas y minerales si lleva una dieta saludable o consume grandes cantidades de alimentos fortificados, y ajústela como sea necesario. 

Como con todas las recomendaciones que afectan a su salud, lo mejor es que consulte con un médico especializado o un dietista registrado qué suplementos son los más idóneos en su caso para ayudarle a mantener su salud y la de su bebé desde la concepción hasta después del parto. ¿Tiene más preguntas sobre la nutrición prenatal? Póngase en contacto conmigo aquí www.YESNutritionLLC.com

 

References:

1. Melamed, N., Ben-Haroush A., Kaplan, B. et al. Iron supplementation in pregnancy--does the preparation matter? Arch Gynecol Obstet. 2007;276(6):601-604. 

2. Ahn E, Pairaudeau N, Pairaudeau N, et al. A randomized cross over trial of tolerability and compliance of a micronutrient supplement with low iron separated from calcium vs high iron combined with calcium in pregnant women [ISRCTN56071145]. BMC Pregnancy and Childbirth. 2006;6:10. doi:10.1186/1471-2393-6-10.

3. Greenberg JA, Bell SJ, Guan Y, Yu Y. Folic Acid Supplementation and Pregnancy: More Than Just Neural Tube Defect Prevention. Reviews in Obstetrics and Gynecology. 2011;4(2):52-59.

4. Dietary Reference Intakes (DRIs): Recommended Dietary Allowances and Adequate Intakes. Food and Nutrition Board, Institute of Medicine, National Academies. 2011. 

5. Hollis BW, Johnson D, Hulsey TC, Ebeling M, Wagner CL. Vitamin D Supplementation during Pregnancy: Double Blind, Randomized Clinical Trial of Safety and Effectiveness. Journal of bone and mineral research : the official journal of the American Society for Bone and Mineral Research. 2011;26(10):2341-2357.

6. Cetin, I., Koletzko, B. Long-chain omega-3 fatty acid supply in pregnancy and lactation. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2008 May;11(3):297-302.

Mensajes Recientes


x

Este sitio utiliza cookies para almacenar información en su equipo.

x