Embarazo y lactancia

El DHA durante el embarazo y la lactancia

La alimentación de la madre antes, durante y después del embarazo desempeña un papel fundamental en el desarrollo del feto y el bebé, así como en su propio bienestar. Durante la gestación, el DHA favorece el óptimo desarrollo del cerebro, los ojos y el sistema nervioso del bebé, y es particularmente importante en el tercer trimestre, cuando el crecimiento del cerebro se acelera. Los bebés en desarrollo no pueden producir su propio DHA de manera eficaz y deben obtener este nutriente vital a través de la placenta durante el embarazo y por medio de la leche materna tras el nacimiento. La administración de suplementos de DHA a las madres durante la gestación y la lactancia aumenta los niveles de DHA disponibles para el feto y el bebé y pueden mejorar ciertos marcadores de desarrollo como:

  • La coordinación entre las manos y la vista
  • Las habilidades motoras
  • La capacidad de concentración

El DHA también aporta importantes beneficios a las madres, y se ha sugerido que el consumo de suplementos durante el embarazo puede ayudar a alargar la gestación y contribuir al bienestar emocional de la madre.

La importancia del DHA durante el embarazo y la lactancia

La leche materna contiene DHA de forma natural. De ahí la importancia de que las mujeres lactantes lleven una alimentación sana que incorpore estos importantes nutrientes para propiciar tanto su salud como la de sus bebés.

La mayoría de las mujeres no obtiene suficiente DHA en sus dietas. La principal fuente de DHA es el pescado graso, un alimento que no suele ser de primera necesidad en la dieta típica occidental. Afortunadamente, cada vez hay un mayor conocimiento de las fuentes alimentarias de DHA, y el hecho de que se haya incluido recientemente en varios productos prenatales y alimentos fortificados hace que sea más fácil para las mujeres en periodo de lactancia incorporar este importante nutriente a su alimentación diaria.

En vista de la importancia del consumo de DHA para las madres, un taller patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud y la Sociedad Internacional para el estudio de los Ácidos Grasos y Lípidos (NIH/ISSFAL) ha recomendado a las mujeres embarazadas y lactantes la ingesta de 200 mg/día de DHA.

Mensajes Recientes

  • ¿Las dietas vegetarianas son suficientes en Omega 3?

    Vegetariano es el individuo que excluye de su alimentación todo tipo de carne, ave, pescado y derivados, pudiendo o no utilizar lácteos o huevos. Diversos estudios asocian este tipo de dieta con mejores condiciones de salud en general, y, por esta razón, el número de adeptos crece rápidamente en diversas partes del mundo. Lee mas

  • Tres datos sobre la luz azul y la salud ocular

    ¿Qué tienen en común la luz azul, el sol y su dieta, incluyendo el DHA? Sus ojos. Así es: la luz azul, el sol y las grasas saludables influyen en la salud de sus ojos. Aprenda tres datos fundamentales sobre la luz azul y la salud ocular. Lee mas

  • DHA en la gestación

    Los primeros 1000 días, período que comprende desde el período de gestación hasta los dos primeros años de vida, es fundamental para la prevención de enfermedades futuras. Lee mas

  • DHA en la lactancia

    Si una alimentación sana, equilibrada y compuesta por alimentos de todos los grupos, junto con la suplementación de nutrientes esenciales como el DHA, es esencial a lo largo de la gestación, ¿cómo queda en el período de lactancia (período en que la mujer amamanta al bebé)? Lee mas

This site uses cookies to store information on your computer.

Más información